martes, 28 de agosto de 2012

RAMÓN COLUMBA. Por Germán Cáceres (primera parte)


QUÉ ES LA CARICATURA

RAMÓN COLUMBA


(Córdoba, 1891/Buenos Aires, 1959)

la caricatura, o cualquier otra forma de dibujo, es menos
una destreza de la mano que un modo singular de ver”.

Jorge Luis Borges, en el Prólogo de El Congreso que yo he visto.


Ramón Columba

Si bien esta nota está dirigida a la obra gráfica de Ramón Columba y no a su desempeño como fundador y director de la editorial que lleva su apellido, como ésta fue una de las más importantes del país en materia de historietas, resulta inevitable citarla.

Reportaje a Columba en diario de EEUU, sobre su labor como caricaturista de estrellas de Hollywood

Columba vino a Buenos Aires desde chico y se convirtió a través de los años en un porteño. Siempre sintió atracción por el dibujo, hecho que lo llevó a abandonar la carrera de Medicina que había iniciado. Pero no realizó estudios, fue un auténtico autodidacta. En 1922 edita un álbum de caricaturas, Páginas de Columba, transformado en 1923 en una revista con un suplemento infantil de historietas, El Tony, de sólo cuatro páginas, que en 1928 se asume como revista de historietas (en el género está considerada la primera del país, una de las primeras del mundo y la de más larga duración en la Argentina) y origina la creación de la Editorial Columba. Ésta más tarde incorporó publicaciones emblemáticas como Fantasía, Intervalo, D´artagnan, Nippur Mágnum, ramificadas luego en innumerables formatos (anuario, color, extra, super color, álbum, superanual, etcétera). Se habla de que El Tony llegó a 300.000 ejemplares por número y que el total del tiraje de revistas de la casa alcanzó, según comentó el mismo Columba en una entrevista que salió en el Nº 4 de Dibujantes, ciento cincuenta millones por año (Carlos Martínez, que la subió a la web, opinó que esa cifra “suena desmesurada”). En el año 2000 la editorial canceló sus revistas, intentó adaptarse a las nuevas tendencias a través de los comic-books (entre ellos Mark, “El Tony presenta”), pero finalmente cerró.


Columba fue presidente fundador de la Asociación Argentina de Editores de Revistas. Filmó dos películas de dibujos animados y colaboró en el noticiario cinematográfico Sucesos Argentinos. Además, entre otros cargos, ejerció la presidencia de la Asociación de Dibujantes de la Argentina.

Walt Disney y Ramón Columba

Comenzó a publicar sus trabajos en 1911 en la revista Vida Moderna, y luego en Caras y Caretas, El Hogar, Mundo Argentino, La Semana Universal, La Nota, y en los diarios El Nacional, La Mañana, Última Hora, Crítica y La Razón. Era un gran admirador del español José María Cao, radicado en el país y considerado el “Padre de la Caricatura Política Argentina”. En 1925 viajó a Estados Unidos, y en Hollywood pudo entrevistar a las grandes estrellas de ese entonces: Charles Chaplin, Norma Talmadge, Douglas Fairbanks, Mary Pickford, Adolfphe Menjou, Mary Prevost, Monte Blue, Irene Rich, Rodolfo Valentino, Collen Moore y Luisa Fazenda.



En la mencionada entrevista sostiene que la caricatura “no es sino el relato ´relámpago´, abreviado y psicológico de una persona”. Llevó a la práctica esta definición, y fue apodado por los periodistas norteamericanos como “El pirata de la expresión”, porque parecía que se la robaba al caricaturizado. Y aconsejó a los principiantes: “Buscar, primeramente, un maestro de los consagrados y copiar su estilo. Copiarlo tanto como se pueda, y una vez adquirido el estilo, practicar del natural hasta moldear cada uno su personalidad”. 
Páginas del libro "Qué es la caricatura", de Ramón Columba

Pero además de ser un excelente caricaturista, Ramón Columba descolló en el arte académico con su álbum La belleza en el desnudo (1940). Se trata de dibujos a la sanguína, técnica realizada con su suerte de lápiz de óxido férrico que imprime una tonalidad roja al trabajo. La serie, de gusto refinado y en la línea de la ilustración artística, suscita una sutil sensación vaporosa. El dominio que ostenta Columba de la figura femenina es notable. El álbum contiene también dibujos al carbón.

Página del libro "El Congreso que yo he visto", de Ramón Columba

Realizó historietas como Jimmi y su Pupilo (un sátira de Luis Ángel Firpo y su entrenador), que a partir de 1924 publicó en Páginas de Columba; Raco el extra (1941), creado para la revista Cine argentino, con dibujos sencillos que sólo estaban al servicio de la anécdota humorística, y Beba la irresistible, que su editorial publicó en libro en 1948.

Página del libro "El Congreso que yo he visto", de Ramón Columba

La próxima semana, la segunda parte.